//
estás leyendo...
Contratación Mercantil

Los Contratos Mercantiles de Obra por Empresa II

En correlación con el post anterior, Contratos Mercantiles de Obra por Empresa, vamos a tratar el resto de cuestiones que regulan estos contratos como el contenido, centrándonos en sus obligaciones, precio y garantías; la extinción y la subcontratación y así concluir el análisis del mismo para la aplicación práctica de nuestros negocios en el día a día.

La primera de las cuestiones que se refieren a su contenido son las obligaciones de las partes. Por un lado, tenemos las obligaciones del contratista, que de modo genérico son las indicamos, a continuación:

  1. Deber de realizar la obra de conformidad con lo pactado en contrato.
  2. Deber de información al comitente de la obra, así como facilitarle la verificación e inspección durante su ejecución.
  3. Deber de realizar la obra con arreglo a las instrucciones razonables del comitente de la obra.
  4. Deber de comunicación al comitente de la obra la terminación de ésta y ponerla a su disposición, para su aceptación o rechazo, en el lugar y tiempo convenidos.
  5. Deber de colaboración con el comitente para que éste adquiera los derechos que le correspondan y deber de guardar secreto sobre la realización de la obra, cuando el caso concreto lo requiera
  6. Facultad de subcontratar la obra.
  7. Responsabilidad en caso de subcontratación.

En lo que a las obligaciones del comitente se refiere, enumeramos las siguientes:

  1. Derecho de información sobre la obra durante su ejecución.
  2. Derecho a solicitar la subsanación de la obra en curso al contratista para que subsane los posibles defectos en un plazo razonable y se ajuste a las condiciones pactadas.
  3. Deber de colaboración con el contratista cuando sea necesario para la ejecución de la obra.
  4. Obligación de subsanar los defectos de los materiales suministrados o elegidos por él mismo sustituirlos por otros libres de defectos.
  5. Aceptación o rechazo de la obra, una vez haya sido verificada con el contrato en el plazo pactado.
  6. Pago del precio en el momento de la aceptación de la obra o en su defecto, como se haya pactado.
  7. Derechos derivados de la obra a favor del comitente.

La segunda cuestión que abordaremos dentro del contenido será el precio en el contrato de obra por empresa que decimos que debe ser cierto, con base en lo regulado por el artículo 1.544 del Código Civil que como regla general consistirá en una cantidad de dinero o signo que lo represente, pudiendo ser otra cosa, servicio u obra.  El dinero podrá determinarse antes de la firma del contrato, en el momento de celebrar el contrato o con posterioridad, pero lo imprescindible es que sea determinable, más que determinado en el momento de celebración del contrato.

Pudiendo recurrir a las formas de determinación del precio como, el contrato a precio alzado; el contrato por piezas o fases ejecutadas; el contrato por unidades de medida o el contrato por administración.

Hacer una recomendación para las obras de larga duración, sobre la inclusión de cláusulas de revisión de precios para restablecer un equilibrio económico.

Por otro lado, en lo que al lugar de pago se refiere, en el caso de haber existido pacto sobre el lugar donde se efectuará el pago, se realizará en el lugar designado en dicho acuerdo y en cualquier otro caso, por el artículo 1.171 párrafo tercero del Código Civil, el lugar de pago será el domicilio del deudor.

En el supuesto de falta de pacto o acuerdo o costumbre en contrario en la determinación del precio debemos recurrir a lo expuesto en el artículo 1.599 del Código Civil, que determina que el pago del precio deberá realizarse al efectuarse la entrega.

La tercera cuestión referente al contenido que encontramos son las garantías, en el contrato de obra por empresa encontramos garantías del crédito a favor del contratista, como es la garantía o derecho de retención. En caso de concurso del comitente, encontraríamos otra garantía, según lo expuesto en el artículo 1.922. 1º del Código Civil que sostiene que los créditos por construcción, reparación, conservación o precio de venta de bienes muebles que estén en poder del deudor, hasta donde alcance el valor de los mismos serán los primeros en pagarse y el apartado 2º del mismo artículo, sobre los bienes muebles garantizados con prenda que se hallen en poder del acreedor, sobre la cosa empeñada y hasta donde alcance su valor.

También, en lo que a los bienes muebles se refieren encontramos la preferencia que señala el artículo 1.916. 1ª del mismo Código.

Si nos referimos a los bienes inmuebles, podemos hacer referencia a los créditos por construcción o refraccionarios que tienen la preferencia que les conceden los artículos 1.923 y 1.927 del Código Civil.

Pasando analizar la extinción del contrato de obra por empresa decimos que en esta modalidad contractual se dan dos causas de extinción claramente reguladas en el Código Civil y Anteproyecto de Ley del Código Mercantil que son:

Desistimiento unilateral, por la que el comitente puede desistir de la obra por su sola voluntad aunque haya sido comenzada, pero deberá indemnizar al contratista  los gastos y el trabajo realizados, así como el beneficio que habría obtenido de haberla terminado.

Muerte o pérdida de cualidades del contratista, es decir, en caso de muerte o declaración de fallecimiento del contratista, el comitente podrá poner fin al contrato o cuando la obra se haya encargado en atención a las cualidades del contratista, el comitente podrá poner fin al contrato si, por cualquier circunstancia sobrevenida, se produjera una pérdida o menoscabo sustancial de esas cualidades.

Extinguido el contrato, si la obra se hubiese iniciado, el comitente deberá abonar el valor de la parte ejecutada en proporción al precio convenido y los gastos generados por la realización de la parte restante, hasta el límite en que una y otros le sean de utilidad. Si no se hubiera iniciado la obra, el comitente deberá abonar los gastos generados por la realización de la parte restante hasta el límite en que una y otros le sean de utilidad. Si no se hubiera iniciado la obra, el comitente deberá abonar los gastos generados para su ejecución hasta el límite en que le sean de utilidad.

Podemos incluir una tercera causa que introducirá nuestro futuro Código Mercantil, la imposibilidad sobrevenida, en el caso que se extinga el contrato por causas no imputables a ninguna de las partes, el comitente deberá abonar al contratista los gastos generados hasta el momento que se produjo la imposibilidad de la ejecución de la obra, tomando de base lo regulado para la extinción en caso de muerte o pérdida de cualidades del contratista.

Por último, tratar la cuestión de la subcontratación en el contrato de obra por empresa, debiendo atenernos a lo regulado por el artículo 1.596 del Código Civil en virtud del cual exponemos que el contratista es el responsable del trabajo ejecutado por otras personas que ocupare la obra. Por ello, e incluso con la previa autorización del comitente, si el contratista subcontratase a terceros para que realizasen la totalidad o parte de la obra, pero nunca a un solo tercero, el contratista será el responsable de éste frente al comitente, como  si de su propio trabajo se realizase. Añadir, que el subcontratista siempre debe obtener el consentimiento del comitente para permitirle subcontratar con terceros, pero dicha autorización nunca conllevará que el comitente sea el responsable de dicha contratación.

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de Paloma Morales Villanueva

Doctorando en Derecho por la Universidad Miguel Hernández, Máster en Derecho Empresarial por el Centro de Estudios Garrigues y la Universidad Antonio de Nebrija, Máster de Acceso a la Abogacía por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad Complutense de Madrid y Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Carrera profesional en despachos nacionales, multinacionales y firmas globales como, Renault, Clifford Chance, MSD, SERES, Ferrovial y Profesora de investigación en Proyectos de Edición e Investigación Jurídica, en Grupo Difusión y en Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE). Especializada en Derecho Mercantil y de Empresa. Centrada laboralmente en Derecho Mercantil.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

FILES

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 611 seguidores

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: