//
estás leyendo...
Derecho Mercantil

El Nuevo Código Mercantil de 2015 (VI)

Esta entrada y las dos siguientes, por su extensión e importancia del sector de los contratos dentro de la actividad mercantil, vamos a dedicarlas al proceso de modernización de la contratación mercantil, mediante el análisis de la normativa que regulará el Nuevo Código Mercantil de 2015 sobre la citada materia en términos generales, en su Libro IV. De las Obligaciones y de los Contratos Mercantiles en General, y en el siguiente, el Libro V. De los Contratos mercantiles en Particular, que se centrará en las condiciones especiales de cada tipo de contrato mercantil.

Este Libro IV. De las Obligaciones y Contratos Mercantiles en General, se centrará en las normas generales que han de aplicarse a las obligaciones y contratos mercantiles, ya que éstas son las fundamentales para que la legislación mercantil cumpla con la función que le corresponde de asegurar la unidad de mercado en el ámbito jurídico privado, recogidas en cinco títulos, Disposiciones Generales, Formas Especiales de la Contratación, Condiciones Generales de la Contratación, Cláusulas de Confidencialidad y Exclusiva y Cesión de los Créditos Mercantiles.

En su Título I. Disposiciones Generales, se centrará en recoger las normas básicas de las obligaciones y contratos mercantiles, que tienen su base en los trabajos internacionales que contienen  las reglas que han de ser aplicadas al tráfico mercantil, como la Convención de las Naciones Unidas sobre los Contratos de Compraventa de Mercaderías, de 11 de abril de 1980, vigente en nuestro ordenamiento español, los Principios sobre los Contratos Comerciales Internacionales para la Unificación del Derecho Privado (UNIDROIT) y los trabajos de la “Comisión Lando” sobre el Derecho Europeo de los contratos.

Hacer una breve mención a la legislación civil en lo que respecta a los principios coincidentes, tanto en materia civil, como en materia mercantil, y nuevas normas, que por su posible coincidencia no se les privará en ningún  momento de su carácter mercantil. Por lo que los participantes en el mercado deberán tener la seguridad de que son aplicables como parte de la legislación mercantil.

Aquí se regularán todas las fases de la vida del contrato, desde su fase pre-contractual, no contemplada en nuestro derecho positivo actual, hasta su extinción e incumplimiento del contrato,   pasando por la perfección, la modificación, la interpretación y el cumplimiento en sí mismo. Resaltando la importancia de la perfección y modificación, consagración, de manera tácita, del principio de conservación del contrato y al reconocimiento expreso de la presunción de solidaridad de las obligaciones mercantiles. Como novedad importante, regulará la morosidad introduciendo la normativa europea al respecto.

El Título II. De las Formas Especiales de la Contratación, regulará las normas sobre tres modos o soportes especiales para llevar a cabo la contratación como son la contratación electrónica, la contratación en pública subasta y la contratación a través de máquinas automáticas.

Por lo que a la primera de ella se refiere, la contratación electrónica, podemos decir que las normas que la regularán son normas recopiladas de nuestro ordenamiento jurídico, mejoradas y puestas al día, recogiendo los principios de la contratación electrónica, como son la equivalencia funcional, la neutralidad tecnológica, la inalteración del hecho preexistente, la libertad de pacto y la buena fe,  respetando  en todo momento las Directivas europeas en la materia y tomando como ejemplo, las Leyes del Modelo de CNUDMI/UNCITRAL sobre contratación y firmas electrónicas de 1.996 y 2.001.

Como regla general podemos decir que el uso del soporte negocial electrónico, no necesitará de un acuerdo previo entre las partes del contrato de que se trate. Esta disciplina innovará en la emisión y la llegada de las comunicaciones electrónicas, a lo que debemos añadir el acuse de recibo, que constituirá una peculiaridad de este modo particular de contratar que adquiere rango normativo.

El Nuevo Código Mercantil se abstendrá de legislar sobre la firma electrónica, por encontrarse en la actualidad extendida su práctica y uso en la mayoría de las actividades documentales y las diferentes ramas del ordenamiento, sin embargo, es de importancia destacar la factura electrónica, que la incluirá como solución aplicable a los problemas derivados del intercambio de soportes documentales y contratación electrónica actualizada.

La segunda forma especial de contratación que regulará el Nuevo Código Mercantil será la contratación en pública subasta, determinando su carácter mercantil y regulando el proceso de formación del consentimiento, la responsabilidad solidaria del subastador y del promotor y la protección de la transmisión de los bienes muebles a través de esta forma de contratación.

La tercera forma especial que incluirá será la contratación a través de máquinas automáticas habilitadas al efecto, sobre la que limitará la información que se deberá dar a través de la máquina como integrante de la oferta que la instalación de ésta representa, la necesidad de permitir la recuperación del importe introducido, en caso de fallo de la correspondiente prestación, la responsabilidad de todos los sujetos relacionados con la instalación y el funcionamiento de la máquina.

El Título III. De las Condiciones Generales de la Contratación, nos delimitará que son aquellas predispuestas por una de las partes para su utilización inalteradas en una o varias categorías de contratos y que dejarán de serlo cuando durante la formación o modificación de un contrato se sometan a negociación individualizada o negociación competitiva. Asimismo, nos indicará la importancia y necesidad de incorporarlas al contrato y el reconocimiento de las condiciones generales contradictorias formuladas no por el oferente, sino por el aceptante.

En su Título IV. De las Cláusulas de Confidencialidad y Exclusiva decimos que, vendrán a regular la autonomía de la voluntad de las partes en el momento de establecer ciertos pactos. En concreto, con las cláusulas de confidencialidad las partes tienen plena libertad para determinar el carácter confidencial de cierta información, reservada o no, si esa información va a conocerse durante las negociaciones o vigencia del contrato, asimismo, las consecuencias de la infracción  del deber de confidencialidad, salvo las excepciones previstas y el limite de tiempo del deber de cumplir esta obligación de confidencialidad post-contractual. Por lo que a las cláusulas de exclusiva se refiere, indicar que regulará su contenido y límites, sin perjuicio de aplicación de las normas que recoge el Derecho de la Competencia.

Por último, el Título V. De la Cesión de Créditos Mercantiles, recogerá las normas que regulen las cesiones de créditos mercantiles realizadas a título oneroso, quedando fuera de las normas de este Título, las transmisiones de créditos mercantiles sometidas a un régimen especial, el cuál se aplicará, es su caso, con carácter subsidiario. Ello tratará de facilitar su circulación con la necesaria seguridad para los interesados.

En el próximo post hablaremos de los Contratos Mercantiles en Particular, centrándonos en las condiciones especiales de cada tipo de contrato mercantil, todos ellos importantes por su habitual uso en el tráfico económico actual.

“La amistad es un contrato por el cual nos obligamos a hacer pequeños favores a los demás para que los demás nos los hagan grandes.” Montesquieu.

 

Anuncios

Acerca de Paloma Morales Villanueva

Máster en Derecho Empresarial por el Centro de Estudios Garrigues y la Universidad Antonio de Nebrija, Máster de Acceso a la Abogacía por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad Complutense de Madrid y Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Especializada en Derecho Mercantil y de Empresa. Centrada laboralmente en Derecho Mercantil. Carrera profesional en despachos nacionales, multinacionales y firmas globales como, Renault, Clifford Chance y Merck, Sharp & Dohme y Profesora en Proyectos de Edición e Invetigación Jurídica, en Grupo Difusión y en Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE). Actualmente, Abogada en el Área del Derecho Mercantil, en Bufete Marín.

Comentarios

4 comentarios en “El Nuevo Código Mercantil de 2015 (VI)

  1. buen articulo, muchas gracias
    abogados madrid

    Publicado por abogados madrid | 1 marzo, 2014, 14:39
  2. No damos abasto con tanto cambio normativo

    Publicado por Altamiraweb. | 25 abril, 2014, 12:14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

FILES

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 601 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: