//
estás leyendo...
Derecho Mercantil

El Nuevo Código Mercantil de 2015 (II)

Una vez metidos en materia pasamos a analizar de manera más exhaustiva el contenido que regulará el Nuevo Código Mercantil, dedicando este post al Libro Primero. Del Empresario y la Empresa, que se centrará en regular en sus cinco títulos, capítulos y secciones al empresario Individual, la representación del empresario, la empresa o negocios sobre las empresas, siendo más precisos,  el registro mercantil y la contabilidad.

Este Título I. Del Empresario Individual, se centrará en la regulación de la capacidad, prohibiciones, incompatibilidades e inhabilitaciones y en la responsabilidad patrimonial. Desarrollando estos conceptos, decimos que los requisitos generales de la capacidad del empresario persona física para que pueda ejercer la actividad empresarial en nombre propio, consisten principal y únicamente en que el empresario tenga plena capacidad de obrar o sea menor emancipado, con las limitaciones establecidas en la legislación civil. Los menores no emancipados podrán continuar el ejercicio de la actividad empresarial que reciban por donación, herencia o legado, así como los incapacitados o declarados ausentes por medio de sus representantes legales.

Se preverán las prohibiciones, incompatibilidades establecidas por la ley para la titularidad de empresas, el ejercicio de actividades empresariales, o la realización de operaciones y contratos determinados, que no impedirán la atribución de la condición de empresario infractor, sin perjuicio de la imposición de las sanciones legalmente previstas, que no afectarán a los terceros de buena fe, e inhabilitaciones del empresario persona física, en los mismos tres casos, causando los efectos establecidos por la propia norma inhabilitadora.

Asimismo, en cuanto a la responsabilidad patrimonial del empresario individual, variará en función del régimen matrimonial que este posea o que no posea ninguno. Si es soltero, responderá del cumplimiento de sus obligaciones con todos sus bienes presentes y futuros. Por el contrario, el empresario casado, varía la forma de responsabilidad del mismo en función del régimen matrimonial que éste tenga, cuando sea sociedad de gananciales, el empresario responderá con los bienes propios y gananciales o comunes, y cuando sea el de separación de bienes o participación, únicamente responderá con los bienes propios, de las obligaciones originadas en el ejercicio de la actividad empresarial.

El Título II. De la representación del empresario, se centrará en que el empresario individual esté dotado de capacidad y pueda ejercer la actividad empresarial tanto por sí mismo como representado por auxiliares, colaboradores del empresario integrados en la empresa en situación de dependencia respecto de aquél, cualquiera que sea la naturaleza de la relación que les vincule, distinguiendo aquí dos tipos de apoderados, generales o singulares.

Los apoderados generales son aquellos auxiliares con poder para realizar, en nombre o por cuenta del empresario, las actividades constitutivas del tráfico de la empresa en su totalidad o de ramas de actividad o establecimientos concretos, y el apoderado singular o especial, es aquel que solo tiene poder para realizar determinados actos del giro o tráfico de la empresa, en su totalidad o en concretos establecimientos o ramas de actividad.

Además regula la sustitución, la continuidad y la revocación de los poderes de los auxiliares o apoderados, así como sus deberes y responsabilidades, y los efectos de la recepción de notificaciones dirigidas al empresario, siempre amparando a los terceros que hayan confiado en la apariencia.

Pasando al Título III. De la empresa o los negocios sobre las empresas, éste analizará la empresa que la define como el conjunto de elementos personales, materiales e inmateriales, organizados por el empresario para el ejercicio de una actividad económica de producción de bienes o prestación de servicios para el mercado, apuntando que incluirá como nuevo elemento integrante de la empresa el fondo de comercio. El lugar dónde el empresario desarrolla su actividad puede ser de tres tipos, establecimientos principales, que como su propio nombre indica son los centros principales de las operaciones que se desarrollan; las sucursales, son los establecimientos secundarios dotados por el empresario de representación permanente  y de autonomía de gestión desde el que se desarrollan total o parcialmente las actividades de la empresa; y establecimientos accesorios, que son los demás.

También, regulará los negocios de transmisión de la empresa como conjunto, que salvo pacto en contrario o falta de conformidad de la contraparte, comprenderán forma y publicidad de la transmisión, la obligación de entrega, la cesión de contratos celebrados en el ejercicio de la actividad empresarial, la cesión de créditos generados en ese ejercicio y la asunción de todas las deudas que resulten de la documentación contable y empresarial, de las que responderá el transmitente y las deudas contraídas por la organización de la empresa y ejercicio de la actividad empresarial con anterioridad a la transmisión, sobre las que será responsable solidario el transmitente con el adquirente.

Como negocios de transmisión de la empresa considera la compraventa, que desarrollaremos más adelante cuando comentemos el contenido que vendrá a regular el Libro V. De los Contratos Mercantiles en Particular; y el arrendamiento, al que asimila el usufructo de la empresa cuyo título constitutivo no excluya su gestión y administración. Haciendo alusión a la prenda e hipoteca de la empresa como derechos reales de garantía, que nos remite a su legislación específica, así como también, a la legislación procesal civil en cuanto a lo que se refiere al embargo de la empresa.

Por último, hacer referencia conjuntamente a los dos últimos títulos, Título IV. Del Registro Mercantil y Título V. De la Contabilidad de los Empresarios, que si los contrastamos con el Código de Comercio de 1885, vigente a día de hoy, estos dos últimos puntos mantienen su regulación en el Libro Primero, introduciendo algunos cambios y modificaciones para adaptarlo a la actualidad institucional, económica, jurídica y social, en lo que nos referimos al registro mercantil, y siendo de exacta regulación la parte que regula la contabilidad,  los libros de los empresarios y las cuentas anuales, incluyendo un solo artículo.

Y este Código Mercantil, a diferencia del Código de Comercio, dará nombre a todos sus artículos, adjudicándoles un título, lo que da una información añadida previa a su lectura, anunciando su contenido y agilizando nuestra consulta, tanto para los juristas, como para los legos en derecho.

Como dice José Ortega y Gasset ,“Los hombres no viven juntos porque sí, sino para acometer juntos grandes empresas”.

Anuncios

Acerca de Paloma Morales Villanueva

Máster en Derecho Empresarial por el Centro de Estudios Garrigues y la Universidad Antonio de Nebrija, Máster de Acceso a la Abogacía por la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad Complutense de Madrid y Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Especializada en Derecho Mercantil y de Empresa. Centrada laboralmente en Derecho Mercantil. Carrera profesional en despachos nacionales, multinacionales y firmas globales como, Renault, Clifford Chance y Merck, Sharp & Dohme y Profesora en Proyectos de Edición e Invetigación Jurídica, en Grupo Difusión y en Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE). Actualmente, Abogada en el Área del Derecho Mercantil, en Bufete Marín.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

FILES

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 601 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: